• Verónica González

Lenguaje del amor

En estos días he tenido la oportunidad de ver cómo el amor hace que todo se transforme. No es fácil amar porque en muchos momentos duele, pero dice 1 Corintios 13:4-8: El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. El amor nunca deja de ser. Definitivamente así es, cuando amamos nos entregamos y somos testigos del amor de Dios en nosotros. Hace cinco años que estoy casada y no ha sido un matrimonio perfecto pero sí he aprendido a amar con la pureza del perdón.





Sé que muchas mujeres sufren porque sus esposos no las miran, no las atienden y no las valoran como ellas creen que deben ser valoradas, sin embargo no siempre es como lo ven. En un momento de mi matrimonio leí un libro que se llama Los cincos lenguajes del amor y descubrí que lo que yo entendía que debía ser el lenguaje del amor, no necesariamente lo era para mi esposo. Cuando comencé a leer ese libro, entendí muchas cosas que no entendía; comencé a ver que sus gestos de servicios eran la manera de decirme que me amaba aunque no lo verbalizara. Mi esposo y yo no tenemos el mismo lenguaje del amor pero de igual forma nos amamos.




Por esta razón Dios me hace ver el amor de mi esposo en cada gesto y atención que tiene conmigo. El amor trasciende cuando lo vemos en los pequeños detalles, en las miradas, en los abrazos o simplemente en la ayuda a tiempo. En ocasiones juzgamos a nuestros esposos porque queremos que sean igual de amorosos que nosotras, igual de afectivos y detallistas, pero debemos entender su diseño y su personalidad, y descubrir su lenguaje del amor para sentirnos verdaderamente amadas.


El amor tiene variedad de expresiones y debemos valorar cada una de ellas.
2 views

Suscríbete

© 2020 VeronicaGonzalezPR.com

Design by AMSSMedia.com