• Verónica González

La mentalidad que te hará generar dinero

El generar ingresos en un negocio es medular porque un negocio que no genera dinero no es un negocio. Por este motivo, debes tener la mentalidad correcta a la hora de vender y relacionarte con el dinero porque si no es así, no funcionará. Te cuento que tenía creencias limitantes con el dinero y con la abundancia porque la cultura donde me he criado me ha hecho pensar que el dinero corrompe, que el dinero no es la felicidad, que es mejor ser pobre, que las riquezas son para ciertas personas solamente, entre otras creencias que realmente me detenían demasiado. Quizá estás leyendo esto, tienes las mismas creencias y me estás mirando desde otra perspectiva a la que tenías, porque el tema del dinero puede levantar juicio y percepciones, muchas veces sin intención. Te entiendo totalmente porque me ha sucedido y no estoy aquí para señalarte sino para hablarte desde mi experiencia y que puedas conocerla. Siendo muy honesta este tipo de pensamientos y creencias influyeron en muchas áreas de mi vida y en ocasiones lo que me movía era la escasez. Me limitaba en detalles como hacer inversiones, atreverme a solicitar puestos gerenciales, el matrimonio... la mentalidad fija o de escasez puede llegar a paralizarnos por completo.

Así que decidí trabajar en ella porque mi mayor deseo era emprender mi propio negocio y no podía hacerlo con la mentalidad que tenía, tuve que trabajar con ese tipo de mentalidad, pero al inicio no fue tan sencillo. Necesité romper con paradigmas y patrones de pensamientos como: no nací para emprender, yo no sé vender, estudié en la universidad para tener un buen puesto, al momento gano bien, si no me va bien, cómo conectaré con las empresas, a mí no me conocen, no tengo muchos seguidores, al menos tengo trabajo... muchos de estos pensamientos eran carentes y conformistas, me robaron tanto, pero era lo que había aprendido, creía que era lo correcto. El sistema en el que vivo no se ha creado para ir por algo más, sino para mantenerte donde estás porque ese es el indicador de crecimiento, el que logres mantenerte, no el que logres superarte. Por esta razón, el estancamiento se vuelve bueno y lo bueno se vuelve normal, cuando uno está diseñado para crecer, evolucionar, en fin, para lo mejor.


Todo esto me llevó a paralizar ciertas acciones en mi vida, pero no solo paralizarme sino también olvidar, claudicar y soltar mis propósitos y sueños. Hasta que un día decidí y comencé a accionar, comencé desde mi mentalidad y hoy te comparto ciertas acciones que tomé:

  • Diálogo interno consciente: comencé a hablarme desde otro lenguaje, ese lenguaje fue y es uno de crecimiento, aceptación, pero no conformismo, de empoderamiento y abundancia.

  • Rodearme de personas emprendedoras y exitosas: mi círculo íntimo comenzó a cambiar y las personas con las que me rodeé y rodeo son personas visionarias y que me llevan la delantera en algunas áreas.

  • Lecturas poderosas: incluí en todas mis mañanas lecturas no solo espirituales sino también profesionales, pero lecturas poderosas que me sacudieran y me sacaran de la zona conocida.

  • Ejercicios de visualización: comencé a verme en el lugar donde quería llegar, uno de los lugares cuando comencé full en mi negocio en el 2019, fue en plataformas internacionales donde me reconocieran como una educadora y conferencista internacional y hoy en día he capacitado a nivel virtual en México, Costa Rica, Venezuela, República Dominicana, Honduras. Esto te cambia la mentalidad, créeme.

  • Inversiones de dinero: comencé a soltar el miedo a invertir y ya no veía el dinero como un limitante sino como un acelerante, pero la inversión siempre venía acompañada de acción. No esperaba o no espero a terminar de sacarle provecho a una inversión para accionar, lo hago de forma simultánea. El dinero no es excusa para ir tras lo que quiero.

Y tú pensarás; Verónica esto es tan obvio y básico, pero quiero decirte que puede ser obvio y básico, pero si tú no comienzas a ver lo que te está deteniendo en tu mente, lo obvio y lo básico se convierten en distractores y detractores de propósitos y amplitud. Yo veo tantas y tantas personas con presencia digital y sin poder vender porque simplemente no tienen la mentalidad correcta para lograr generar dinero, porque viven del miedo a pronunciar la palabra dinero, porque les asusta el dinero, porque piensan que el dinero es malo y no lo es, el dinero es una consecuencia de lo que tú siembras con amor y entrega, para que a su vez siga produciendo en otras personas. Cuando ves esto no como tu motivación sino como parte del resultado de tu labor, dejas a un lado esos miedos a cobrar, a decir tus precios, a subirlos, a hablar de dinero, no te da vergüenza o temor. Por el contrario, te atreves a hacerlo porque reconoces que lo que estás haciendo es para servir y bendecir. Es una fuente de crecimiento no solo para ti sino para los demás.


Anhelo que puedas trabajar con tu mentalidad y lo que te está deteniendo porque eso destapará cosas inimaginables en tu vida, entre ellas el poder vender desde un estado muy distinto al que puedas estar experimentando. No es algo de un día, no es algo aislado, es algo del día a día, que requiere de entrenamiento y por este motivo, el próximo viernes 28 de mayo ofreceré el taller "Desarrolla la mentalidad correcta para vender" para que comiences a trabajar con la mentalidad fija o de escasez que pueda estar limitando tus ingresos y tus resultados. Recuerda que los espacios son limitados porque quiero garantizar la interacción y que puedas realizar los ejercicios conmigo. Invierte en ti, este es el momento.


Un abrazo y bendiciones, Verónica 🤗

44 views0 comments

Recent Posts

See All